sábado, 9 de febrero de 2013

Trucos para volar con bebés y niños

Hay algunos consejos a tener en cuenta antes de subir en avión con niños o bebés.

  1. Hablar con los niños días antes y contarles de una forma amena cómo será el avión, historias ficticias sobre los pilotos, darles ganas de llegar a vuestro lugar de vacaciones, explicarles que les podrán contar a los niños del cole que ellos ya han volado en avión o comprarles algún cuento en el que aparezcan aviones. Utilizar vuestra imaginación para que tengan ganas de subir en avión, es una buena táctica para que no pasen miedo o se pongan nerviosos durante el vuelo. Hagamos que sea una aventura!

  2. Intenta conseguir los primeros asientos de avión de la cabina de clase turista, que por lo general, suelen ir inmediatamente detrás de los pasajeros que vuelan en Primera Clase o "Business" (estos asientos se llaman "bulkhead"). Hay más espacio para estirarse, y además nos encontraremos con que es más fácil acceder desde aqui al baño y más espacio para dejar nuestros "trastos", que cuando vamos con niños, son muchos! En caso de que no puedas reservar estos asientos por teléfono o Internet  intenta llegar al aeropuerto pronto para pedirlos. Tal vez, cuando os vean llegar con niños, sean ellos mismos los que os las ofrezcan. Las compañías aéreas suelen guardarlos para familias con niños. Pero como hemos dicho antes, no cuesta mucho intentarlo por teléfono o Internet si fuera posible.

  3. Como ya explicamos en Viajar con niños y bebés en avión, se pueden solicitar cunitas para vuelos largos, en caso de que nuestro peque sea un bebé.

  4. Lleva lo imprescindible. Eso si, no olvides algo que el niño o el bebé puedan llevarse a la boca para el despegue y el aterrizaje, así nos aseguraremos que no le molesten los oídos  por el cambio de presión atmosférica. Un biberón o un caramelo, son perfectos en estos casos.

  5. Una mantita y chaqueta, ya que el aire acondicionado suele estar muy alto. Una muda para él y para ti (por si te mancha!). Un juguete que aprecie y que le guste, que le pueda distraer durante un buen rato

  6. El aire del avión es muy seco, y lo aconsejable es que todos (tanto tú, como el niño/bebé) bebamos agua o zumo durante el vuelo, para evitar la deshidratación por el aire seco del avión. Siempre se insiste mucho en esto de hidratarse, no se nos olvide ahora.

  7. Tal vez cuando llegue la comida que sirven durante el vuelo, no puedas comer por estar con el bebé, pide a las azafatas que te la guarden caliente para después. Suelen ser bastante amables cuando ven que se viaja con niños.Si no, siempre existe la posibilidad de cargar unas galletas en el Duty-Free antes de subir al avión. Yo soy de las que odia la comida en los aviones, puaj!

  8. Si tienes un bebé llorón y tienes miedo a que no deje de llorar durante todo el trayecto, puedes preguntarle a tu pediatra por algún antihistáminico (como Benadryl), que le de sueño. Claro, lo mejor es no medicarlo a no ser que sea absolutamente necesario, pero este tipo de medicación la podemos encontrar en la farmacia y se vende sin receta.

  9. Que el niño/bebé lleve ropa cómoda. Hasta incluso si va con pijama, será más fácil que asocie el descansar con el viaje, y se duerma.

  10. Si el niño tiene tendencia a marearse, lo mejor es que no tome nada dos horas antes de viajar en avión. También le podemos preguntar al pediatra por algún medicamento contra mareos y llevarlo en caso que fuera necesario.

  11. Si hay diferencia horaria, puedes ir modificándoles los hábitos días antes para que el "jet lag" no les desajuste sus horarios y rutinas. Intentar acoplaros lo antes posible al nuevo horario, por ejemplo, si llegáis de día, sacarlos de paseo o a hacer alguna actividad que les entretenga a la luz del sol.
Si después de estas sugerencias, se os ocurre alguna más para compartir con nosotros, podeis escribirlos en el Foro de Sugerencias y Consejos. ¡Muchas gracias!

Foto || Entrepadres

No hay comentarios:

Publicar un comentario