viernes, 8 de febrero de 2013

Viajar con niños y bebés en avión

flickr.com/photos/criminalintent
Cada día se utiliza más el avión. Debido a su comodidad y rapidez, muchos viajeros ni siquiera miran otros medios de transporte para llegar a su destino. Si nos encontramos que queremos viajar con nuestros pequeños, deberemos tener en cuenta varias cosas. La primera distinguir si es un bebé (menor de dos años) o es un niño (de dos a doce años). Los bebés no tienen "derecho a asiento", aunque tienen su propio billete, viajan encima de su padre o madre, con un cinturón especial, y pagan tan sólo una pequeña cantidad, que suele ser aproximadamente un 10% del total del billete de un adulto. Los niños tendrán un descuento que dependerá de la compañía aérea y del destino. Si tenemos un bebé la mayoría de compañías disponen de cunas (algo más pequeñas que las estándar  para vuelos largos o transcontinentales  el inconveniente es que están "sujetos a disponibilidad" y es complicado que nos puedan asegurar que tendremos una para nuestro vuelo, hasta que no lleguemos al avión. Ya que no se pueden contratar "online". Deberíamos pedirlo en nuestra agencia de viajes en todo caso, o llamar a la aerolínea por si se puede contratar telefónicamente  como es el caso de Iberia (hay que llamar a Central de reservas de Iberia). El limite para que nuestro bebé pueda ir en una de estas cunas es que no tenga más de 8 meses y pese más de 11 kg (en Iberia).

flickr.com/photos/ma1974
Para pasar los controles de seguridad del aeropuerto, deberemos prever que al ir con niños, cualquier trámite lleva más tiempo. Debemos tener esto en cuenta para no acabar corriendo por toda la terminal. Los embarques para vuelos domésticos, suelen cerrarse 45 minutos antes de la salida del avión, y en vuelos de largo recorrido suelen variar dependiendo de la compañía  Sería interesante tener el tiempo necesario para no estresarnos y hacer amena la estancia en el aeropuerto para nuestros peques.

No nos debemos olvidar de cogerles algún juguete o libro para que se entretengan, tanto dentro del avión como durante la espera al embarque. Por experiencia, diremos, que solemos ir más preocupados los padres que los niños. Es curiosa la facilidad que tienen los niños para asumir un nuevo y emocionante acontecimiento, del que luego podrán presumir con sus amigos, como es coger un avión.

La normativa no permite llevar líquidos en envases de más de 100 mililitros, a excepción de las medicinas, comida del bebé y los alimentos dietéticos ("potitos", purés, biberones de leche o de agua) que se vayan a consumir durante el viaje. El resto tendremos que facturarlo. Deberemos llevarlos fuera de la bolsa transparente para enseñarlos en el control de seguridad.Ojo! Nos pueden pedir si se ponen muy chulos que probemos uno de estos, para asegurarse que son lo que parecen! Deberíamos elegir alguno que no esté demasiado malo por si acaso!

Durante el despegue y aterrizaje, a los niños y bebés les pueden molestar los oídos  No os preocupéis porque no hay problema de que sufran ningún daño, aunque si que es molesto para ellos. ¿Cómo evitarlo? Dándoles un chupete, un biberón, el pecho, o si son mayores, se les puede dar un chicle.

flickr.com/photos/spiesteleviv
La sillita o carro lo llevaremos hasta la puerta del embarque del avión, donde las azafatas amablemente se encargarán de guardarlo, hasta nuestro aterrizaje, donde nos lo devolverán. Tengamos en cuenta que hay lineas de bajo coste como Ryanair, que si que obligan a facturarlos. Aunque ahora parece que la nueva normativa para la seguridad en vuelos dice, que ya no será obligatorio plegar la sillita o carro para pasar el scanner, os sugerimos que estéis preparados por si os lo piden. Esto es como todo, igual en un aeropuerto apenas te miran tu maleta de mano, y en otros por poco no te revisan hasta la marca de calcetines que llevas :-)

Recomendamos que antes de coger un avión, echéis un vistazo a nuestros "trucos para volar con bebés y niños".

Temas relacionados en Padres Viajeros:
»Trucos para volar con bebés y niños
»Viajar con niños y bebés en crucero

No hay comentarios:

Publicar un comentario